Uncategorized

Parashat Matot-Maasei: Las últimas palabras (5781-2021)

By julio 9, 2021No Comments

 

 

Usualmente prestamos más atención a las primeras palabras que a las últimas. Recordamos normalmente más cuáles fueron las primeras palabras de nuestros hijos al comenzar a hablar que lo último que escuchamos de un ser querido antes de morir. En la tradición judía sucede algo similar. Todos sabemos las primeras palabras de cada libro de la Torá ya que ellas dan el título a todo el libro. Todos hemos escuchado de Bereshit, Shemot, Vaikrá, Bamidvar y Devarim pero ¿Qué pasa con las últimas palabras de cada uno de estos libros? ¿Saben cuales son? 

 

Esta semana estamos concluyendo las últimas porciones del cuarto libro de la Torá, del libro de Bamidvar, y se me ocurrió entonces ver cual es la última palabra de cada uno de los cinco libros de la Torá. Y miren cuáles son esas palabras: BeMitzraim – BeJol Maaseijem – BeHar Sinai – Ierijo – Israel. El libro de Génesis concluye con la palabra “En Egipto” (BeMitzraim), Éxodo con Bejol Maaseijem (En todos sus viajes), Levítico con BeHar Sinai (en el Monte Sinaí), Números con Ierijo (Jerico) y Deuteronomio con la cual se cierra toda la Torá termina con la palabra Israel. ¿Palabras sugestivas no? 

 

Estas son más que palabras, son conceptos, son fundamentos de nuestra historia y desarrollo como nación y representan también el desafío constante de cada una de nuestras vidas. Al comienzo tenemos los extremos. Miztraim que no solamente representa a Egipto sino a la estrechez, la angostura, el dolor, la esclavitud. En el otro extremo tenemos Israel que representa no solo la tierra física anhelada sino toda tierra prometida de libertad, seguridad y realización. ¿Y en el medio? ¿Cómo salimos de nuestros Mitzraim para llegar a nuestros Israel? A través de las palabras finales de los tres libros intermedios de la Torá: 

 

  • BeJol Maaseijem: comprendiendo que toda nuestra vida es un viaje constante, que debemos estar en movimiento, que habrá muchas paradas pero que nunca debemos detenernos. Los cambios tardarán, quizás cuarenta años, quizás menos, pero llegaremos. 
  • BeHar Sinai: entendiendo que tal como en el Sinaí recibimos la Torá la única forma de vencer nuestros obstáculos en la vida es la misma forma con la cual podemos adquirir la Torá: con estudio, compromiso, observancia y perseverancia. 
  • Ierijo: sabiendo que la vida presentará batallas como aquella que lucharon nuestros antepasados en Jericó para poder comenzar su conquista de la tierra prometida. 

 

Por eso, quizás, al concluir un libro de la Torá y escuchar sus últimas palabras nos decimos “Jazak Jazak veNitjazek – Fuerza, fuerza que nos fortalezcamos”. Nos damos fuerzas para poder continuar cada uno de nosotros nuestros viajes individuales, familiares, comunitarios y sociales desde nuestros Egipto a nuestros Israel. Las primeras palabras abren el camino pero son las últimas palabras las que recapitulan y sintetizan nuestra vida y nuestras obras. 

 

Shabat Shalom,

Rab. Uri – Judaica Norte

(Con agradecimiento a las reflexiones de mis queridos compañeros de Tefilin de los Jueves)

 

 

Leave a Reply