A veces uno escribe para los demás y otras veces uno escribe para uno mismo. Si escribo esto en mi computadora personal alguna vez voy a perder la información, en cambio una vez que lo subo a la “nube” de internet la misma puede perdurar por mucho más tiempo. Hoy escribo para mí y circunstancialmente para quien le pueda interesar. Voy a utilizar el blog como una agenda personal pero pública, porque no tengo nada que ocultar y porque de seguro que si lo escribo en un papel lo voy a perder, y si no lo escribo mi memoria comenzará a fallar.

En los últimos años tuve la bendición de venir reiteradas veces a New York por periodos prolongados. Durante cada uno de los viajes vi muchos musicales de Broadway y un par de Operas. Al salir de los espectáculos me sale naturalmente hacer una lista ¿Cual es el mejor musical que vi? ¿Cuál recomendaría? ¿Cómo sería mi lista de mejor a peor? Se me ocurrió entonces comenzar a hacer una lista que, quiera Dios, se pueda ir multiplicando con el tiempo. Ahí va:

Broadway

  1. Wicked (2014). Otra cara de la famosa historia del mago de Oz. Ganamos la lottery, segunda fila.
  2. Kinky boots (2015). La historia de cómo una zapatería inglesa comenzó a hacer zapatos para las/los drag Queens
  3. El Fantasma de la Opera (2012). Demasiada conocida como para comentar.
  4. Mamma Mía (2012). Una hija, tres posibles padres, canciones muy arriba.
  5. Aladdin (2015). El genio es el verdadero protagonista.
  6. A gentelman´s guide to love and murder (2014). Asesinatos, situaciones bizarras y mucho humor.
  7. Cenicienta (2014). La transformación del vestido será un misterio por generaciones
  8. Alicia en el país de las maravillas (2012). Sin pena ni gloria.

Opera

(no soy muy fanático de este arte pero de a poco comienzo a apreciarlo. La lista es muy pequeña pero es una lista al fin que esperamos que se vaya multiplicando).

1) Maddame Butterfly

2) Tales of Hoffman.

Escribir un comentario