Uncategorized

Los rabinos talmúdicos y el amor por la tierra de Israel 3/8

por abril 17, 2018 Sin comentarios

ר’ חנינא מתקן מתקליה

Rabi Janina solía reparar los obstáculos [de la tierra de Israel]. (Talmud Babilónico, Ketuvot 112a)

Nuestro sabio de esta pequeñisima narrativa es Rabí Janina, oriundo de la tierra de Israel y perteneciente a la tercera generación de amoraim (comienzos del siglo IV d.e.c). Este sabio, que residía en Tiberias, el centro cultural más importante del judaísmo rabínico de aquellos años solía “reparar los obstáculos” de la Tierra de Israel. ¿Qué es lo que hacía exactamente? No lo sabemos, el Talmud no lo aclara, sin embargo comentaristas medievales entienden que Rabí Janina se dedicaba a sacar las piedras de los caminos o tapar agujeros de las calles. ¿Por qué lo hacía? Según Rashí para que “nigún visitante se tropesase y pudiera entonces hablar mal de la tierra de Israel”. Rabí Janina no quería que los constantes visitantes, peregrinos, comerciantes, judíos y gentiles, que visitaban la tierra prometida tuvieran una mala experiencia en el camino. Quería evitar que estos visitantes pudiesen caerse de sus transportes y así tener motivos para difamar a la tierra de Israel. Su amor por la tierra de Israel no hizo que vaya a las autoridades y reclame que las carreteras debían estar en perfecto estado. Su amor por la tierra hizo que él mismo se tomase el trabajo de sacar las piedras del camino y de tapar los pozos de las carreteras. Israel, como cualquier nación, no es perfecta. Israel hoy en día tiene sus pozos y sus piedras, pero quienes amamos a Israel, tanto dentro de la tierra como afuera, debemos intentar nosotros mismos sacar alguna de esas piedras o tapar algunos de esos pozos para evitar que otros puedan encontrar razones para criticar a Israel. ¡A tapar pozos y a sacar piedras se ha dicho!

Escribir un comentario