Uncategorized

Tu b’Av ¿el día del amor?

por agosto 19, 2016 Sin comentarios

Una de las celebraciones judías más olvidadas del año durante generaciones en los últimos años volvió a ganar popularidad. Hasta hace no muchos años Tu beAv, el 15 del mes de Av, no era diferente a cualquier otro día del calendario judío excepto por el hecho de que aquel día no se recitaba tajanun (súplicas) en las plegarias de Shajarit y Minja. Aparte de este pequeño detalle nada cambiaba en la vida diaria de los judíos. Sin embargo a mediados del siglo XX esta olvidada festividad comenzó a ganar más adeptos dentro el mundo judío, se comenzó a tratar este dia como el “San Valentín” judío, como el dia del amor y de los enamorados. Y es cierto, según la tradición rabínica este día esta repleto de historias de amor y de reencuentro; pero como veremos a continuación no solo son historias de amor las que marcan el ritmo de este día tan especial.

La primera referencia a esta festividad la encontramos en la Mishná (Taanit 4:6):

No hubo días más hermosos para Israel como el 15 de Av e Iom Hakipurim. En aquel día las mujeres de Jerusalém salían con ropas blancas prestadas, para no avergonzar a quien no tenía. Y las muchachas de Jerusalém salían y bailaban en los viñedos.  ¿Y qué solían decir? Jóven, levanta tu mirada y mira que habrás de escoger para ti, no reposes tus ojos en la belleza, pon tus ojos en la familia, Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; La mujer que teme a Adonai, ésa será alabada (Mishlei 31:30).

Raban Shimon ben Gamliel nos dice que el día de Iom Kipur y el 15 de Av eran los más felices del calendario judío. Hoy pensaríamos que los días más alegres de nuestro calendario son Purim y Simjat Torá sin embargo al parecer hace unos 2000 años otros eran “los días más hermosos”. Y ya en esta primera referencia “histórica” de Tu b’Av vemos el motivo del amor. Era un día especial donde las mujeres solteras de Israel se reunían en Jerusalén para ir en busca de su pareja. Imaginemos los viñedos de Jerusalén entre sus montes y valles, en una noche de luna llena, repletos de mujeres y de hombres bailando y conversando en busca de su bashert, de su pareja ideal. Las mujeres debían “seducir” a los hombres pero la Mishná nos remarca que debían advertirles a los hombres que lo importante no era la belleza externa sino la belleza interna.

El Talmud (Taanit 30b), por su parte, sugiere que es sencillo entender la importancia de Iom Kipur ya que es el dia que todas nuestras transgresiones son anuladas, un día de expiación y perdón (aparte también de ser el día donde las segundas Tablas de la Ley fueron entregadas). Sin embargo se preguntan “¿que sucedió el 15 de Av para que pase a ser uno de los dos días más “hermosos” del calendario judío? Seis sabios nos dan seis respuestas posibles.

1)      Según Rab Iehuda este día fue el que se le permitió a las tribus casarse entre ellas. Según la tradición hasta que las tribus no se asentaron en la tierra de Israel y se repartieron su heredad no les fue permitido casarse con otras tribus para que la porción asignada por Dios no aumentará para algunas y disminuyera para otras. Es decir hasta cierto momento de la historia una mujer de la tribu de Dan solo podía casarse con un hombre de Dan y un hombre de Menashe solo podía hacerlo con una mujer de Menashe, para poner algunos ejemplos. Sin embargo en un 15 de Av se le permitió a cada hombre y mujer de Israel, sin importar de cuál de las 13 tribus era (sí 13 no 12), casarse con quien él o ella más quisieran. Sin duda una historia de amor.

2)     Según Rab Najman en este día se decidió que la tribu de Benjamín pudiera una vez más reincorporarse a la congregación de Israel. Según el libro de los Jueces las demás tribus de Israel hacen un juramento tras una guerra contra la tribu de Benjamín de prohibirle a sus hijas contraer matrimonio con los hombre de Benjamín para asi diezmarlos (dicho sea de paso este es el motivo  “histórico” de porque Benjamin es la tribu más pequeña). Sin embargo en una generación posterior a la de este juramento los sabios encontraron una forma de dejar sin efecto aquella promesa permitiendo que Benjamín se reincorporara plenamente al pueblo de Israel. Sin duda otra historia de amor.

3)     Rabi Iojanan sugiere que este fue el día que la generación del desierto dejó de morir (recuerden que Dios había advertido que toda la generación que tenía más de 20 años al salir de Egipto debía morir en el desierto por la transgresión de los espías y la falta de fe generalizada). Según Rashí todos los 9 de Av los hombres y mujeres de Israel durante los años de travesía por el desierto cavaban para sí mismos una fosa y dormían allí. Los que vivirían un año más se levantaban con vida al día siguiente y los que no ahí mismo eran enterrados. En el año 40 volvieron a repetir la rutina pero nadie murió. Como nadie murió pensaron que se habían equivocado de día por lo cual volvieron a dormir en la fosa al dia siguiente pero nadie murió. Al llegar el 15 de Av, día de luna llena, se dieron cuenta que no se equivocaron y que ellos serían la generación que entraría a la tierra prometida. Un día, sin duda, para celebrar la vida.

4)     Según Ula un 15 de Av fue el día que Hoshea ben Ela removió los guardias que había puesto el rey Jeroboam ben Nebat que impedían que las tribus de Israel pudieran ascender hasta Jerusalén para las fiestas de peregrinación (Shalosh HaRegalim). Cuando tras la muerte del rey Shlomó el reino de Israel se dividió entre el sur (Judea) y el norte (Israel), el rey norteño cerró los caminos y los pasos fronterizos con el sur para evitar que sus súbditos vayan hacia Jerusalén (ubicado en Judea) para los días de celebración colectiva. Sin duda un día que recuerda el reencuentro entre hermanos separados por años, algo así como la “caída del muro de Berlín” del antiguo Israel.

5)     Rab Mattena  nos dice que un 15 de Av fue el dia en el cual se le permitió a aquellos judíos que murieron en la batalla de Betar (último bastión judío en el territorio de Judea que cayó a manos de los romanos en el 136 d.e.c) ser finalmente enterrados. A proposito de este hecho se incorporó una cuarta bendición al Birkat HaMazon, a la bendición de las comidas, que se denomina “HaTov veHaMetiv”.

6)     Tanto Rabbah como Rab Iosef enseñan que el motivo de la celebración de Tu b’Av es que es el último día en el cual se talaban árboles para traer al altar ya que desde aquel día la fuerza del sol empieza a disminuir (el verano del hemisferio norte comienza a acabarse) y por ese motivo la madera deja de estar seca (como debe estar para poder ser ofrecida en el altar).

Como ven muchas son las historias o los eventos que según nuestros sabios se conmemoran en esta fecha. Tu B’Av no es solamente “el dia de los enamorados”, es también el día del amor, de la amistad, del reencuentro, la reconciliación, un día de últimas oportunidades y un día para celebrar la vida. Aparte de los bailes “cortesanos” en las montañas de Jerusalén el 15 de Av en la tradición rabínica representaba también el “fin del año para las plantaciones” ya que todas las plantaciones posteriores a esta fecha eran consideradas como si fuesen hechas luego de Rosh Hashaná. El 15 Av era también la “última celebración” del calendario rabínico que comenzará nuevamente un mes y medio después con Rosh Hashana.

Los sabios no podían permitir que como pueblo judío terminasemos nuestras celebraciones y conmemoraciones anuales con el trágico 9 de Av día que recordamos la destrucción de ambos Templos de Jerusalén. El 15 de Av viene a cerrar nuestro año con alegría y con un mensaje positivo. La luna llena del 15 de Av trae luz a la oscuridad del 9 de Av, transformando el dolor en alegría. Si e 9 de Av recordamos que por Sinat Jinam (odio gratuito) entre hermanos el Templo fue     destruido, este 15 de Av puede ser la oportunidad para reconstruirnos como pueblo a través del reencuentro y la reconciliación como nos ensenan Rab Iehuda, Rab Najman y Ula en el Talmud. Puede ser un día en el que enterremos también nuestros odios, celos, discusiones y dolores para darnos la última oportunidad de entrar juntos a nuestra tierra prometida. Aparte del día de los enamorados Tu b´Av debiera ser celebrado como el día del “reencuentro del pueblo judío”.

Basado en las historias de la Mishná y el Talmud sobre Tu b´Av te propongo:

  1. Celebra el amor con la persona que amas.
  2. Reconectate con las personas de las que estabas desconectada.
  3. Permití abrir tu corazón nuevamente.
  4. Recorda que estas vivo y que vale la pena celebrar la vida cada día.
  5. Baja tus propios muros que te separan de los que más queres.
  6. Enterra aquellos sentimientos y pensamientos que no te permiten seguir avanzando.
  7. Viví la vida sabiendo que hay oportunidades que no vuelven hasta mucho tiempo después.

Tu b’Av es mucho más que el dia del amor.

¡Tu b’Av Sameaj!

 

Escribir un comentario