Uncategorized

Parashat Vaerá | ¿Por qué 2?

por enero 15, 2015 Sin comentarios

La genialidad de los maestros de la tradición judía no radica tanto en las respuestas que dan sino en las preguntas que formulan. Las respuestas, muchas veces, son ingeniosas pero las preguntas, siempre, son sorprendentes. Quisiera compartir con ustedes, en esta oportunidad, una pregunta que los sabios se hacen ¿Por qué dos? ¿Por qué el pueblo judío necesitaba dos líderes para ser liberado de Egipto? ¿Acaso no bastaba con uno?  Así nos dice la Torá: “Éstos fueron los que hablaron al faraón, rey de Egipto, para sacar de Egipto a los hijos de Israel. Fueron Moisés y Aarón” (Éxodo 6:27). Si ambos portaban el mismo mensaje, la orden divina de liberar al pueblo de la esclavitud, ¿con uno solo que trasmitiera el mensaje no podríamos decir daieinu (es suficiente)? Quiero compartir con ustedes algunas posibles respuestas.

Primera idea. La más evidente y se basa en un antiguo refrán bíblico: Tovim HaShnaim min HaEjad, es decir: Mejores son dos que uno (Eclesiastés 4:9). Uno podría haber sido suficiente pero un segundo nunca está de más. ¿Cuántas veces en la vida aunque sabemos que cierta cantidad es suficiente agregamos un “poquitito” más? … Está respuesta no me convence. Vamos por más.

Segunda idea. Está segunda idea es más compleja y se encuentra arraigada en antiguos conceptos talmúdicos. Según diversas fuentes de la literatura rabínica la era mesiánica no llegará sino hasta que dos mesías vengan a este mundo. El primero se lo conoce como el Mashiaj ben Iosef, quien pregonará la futura era mesiánica mas no será él quien la implante. Tiempo después, intuye la escatología judía, vendrá el Mashiaj ben David, quien con su llegada coronará la paz perpetua. Algunos pensadores ven en Moshe y Aharon una prefiguración de estos dos Mesías. Esta equiparación se basa en que según los sabios la redención de Egipto es el arquetipo de cualquier futura redención, la cual incluye también, la redención última del pueblo de Israel y de la humanidad toda… Está me gusta un poco más pero algo sigue sin convencerme.

Tercera idea. Moshé fue necesario para sacar al pueblo judío de Egipto mientras que la función de Aharón fue sacar a Egipto de los judíos. Moshé era el líder político/militar, bajo su comando, y la guía divina, el pueblo judío pudo salir en cuestión de días de Egipto para así recuperar su libertad material. Sin embargo si la salida de Egipto duró un instante, el sacar a Egipto de los judíos duró 40 años. Aharón era el líder espiritual del pueblo, su sacerdote, durante gran parte de la travesía en busca de la tierra prometida. Su función fue erradicar la estrechez del pensamiento producto de años de esclavitud para que recuperen así su libertad intelectual y espiritual. Uno sacó al pueblo hacia la libertad y el otro les enseñó a ser libres… Ahora ya me va gustando más.

Cuarta (y última) idea. Para enseñarnos a todos que significa ser libres. Uno no es la unidad mínima para la construcción de una sociedad, sino que ésta es la pareja. No es libre quien se encuentra solo en una isla, es libre quien aprende a convivir con otro. Es libre aquella sociedad, aquella familia o aquella comunidad que aprende a vivir juntos, comprendiendo que hay un otro que es tan importante como yo. Quizás dos líderes fueron necesarios para sacarnos de Egipto para enseñarnos que el camino hacia la libertad, y hacia cualquier tierra prometida, nunca se consigue caminando solos… está es la respuesta que a mí más me convence.

La genialidad de los maestros de la tradición judía no radica tanto en las respuestas que dan sino en las preguntas que formulan. Podemos, nosotros también, convertirnos en maestros y alumnos de la tradición. La pregunta está formulada: ¿Por qué dos?

¿Cuál es tu respuesta?

¡Shabat Shalom!

Escribir un comentario